DECORA LA HABITACIÓN DE TU BEBÉ

Tu barriga no para de crecer y cada día falta menos para que tengas a tu bebé en los brazos, que ilusión!!!. El tiempo pasa muy rápido y muchas veces te sientes agobiada con lo que te falta por hacer. Hay aspectos que no puedes pasar por alto. Uno de ello es la preparación de la habitación de tu bebé.

 

ES MUY IMPORTANTE QUE TENGAS TODO AL ALCANCE DE TU MANO 

Al dormir, cambiarle el pañal, darle el pecho… ¡Un bebé depende por completo de ti! Por eso, su primera habitación debe estar pensada para que el recién nacido se sienta cómodo pero con todo al alcance de la mano para que cuidarlo sea más fácil.

En esta habitación, con mucha luz, las ventanas se visten con estores de Ikea y cortinas de lino de Maison Decor. Funda nórdica y maleta, de Piccolo Mondo, como la manta con ribete rosa y el cojín crudo.

1. El modelo de la cuna es importante, pero debe estar de acuerdo con la seguridad, el confort y la resistencia del mueble para que el bebé pueda descansar sin correr ningún tipo de riesgo.

2. Evita poner objetos pesados sobre la cuna, como estanterías, ventiladores de techo, cuadros y lámparas colgantes.

3. Cuánto más despejada esté la habitación, mejor. Que todo tenga su sitio, los juguetes, la ropita, etc. Evita dejar cositas en el centro de la habitación para evitar que tropieces con algún objeto o algún mueble.