¿A QUÉ HUELE TU CASA?  

 El olfato es el sentido que evoca las sensaciones más primarias. Seguro que identificas tu casa con un olor único fruto de la mezcla de materiales, personas, productos de limpieza, alimentos.

Se podría decir que este olor es el ADN de tu casa, así que haz que sea un aroma agradable que te haga sentir bien. Ventila a diario, renovarás el aire y te ayudará a evitar los olores desagradables.

El olfato es uno de los sentidos que más memorias nos traen. A través de los aromas, somos capaces de viajar en el tiempo, recordar personas, situaciones o épocas enteras de nuestras vidas. Nos conecta con nuestro inconsciente y es capaz de activar todo tipo de emociones.

Todos tenemos nuestra propia huella aromática: emitimos y percibimos olores, olemos y nos huelen. También le sucede lo mismo a nuestro hogar.

Un simple aroma es capaz de desencadenar una catarata de sensaciones. Desde que nacemos empezamos a desarrollar nuestra memoria olfativa, creando asociaciones entre aromas y situaciones: seguridad-inseguridad, agradable-desagradable, bueno-malo, alegre-triste.

Por todo ello, cuidar pequeñas cosas como las fragancias que respiramos al llegar a casa, junto con la iluminación o una buena música de fondo, ayudan a desconectar de las obligaciones diarias y conectar con un estado de bienestar.

 

 EN LA COCINA…

 Apuesta por ambientadores caseros de limón o lavanda para que que no exista riesgo de intoxicación con productos químicos en tus platos.

 

BUSCA TU AROMA

Hay muchas opciones para aromatizar tu casa con la fragancia que te guste, eso sí, cuanto más natural sea: frutas, flores, hierbas aromáticas, mejor.

 

TOCA Y SIENTE

También a través de la piel percibimos la suavidad, la rugosidad o la dureza de los materiales. Rodéate de los más naturales, en tejidos, revestimientos de muebles, pinturas. No solo aportan mayor calidad sensorial (son más agradables al tacto), sino que son transpirables y conforman la piel de tu casa.

 

 

TELAS  SUAVES

Déjate acariciar por cojines y telas, que tengan un tacto mullido y suave.

 

MANTAS  A  MANO

 

Empiezan a bajar las temperaturas y queda  oficialmente inaugurada la temporada de otoño – invierno con el momento ” manta” .

Toda la familia se apunta al plan.

Tienes que preparar un lugar para ponerlas y, sobre todo, recogerlas.

Cajas de madera, cestos de mimbre o de ganchillo …

Porque si te descuidas, con las mantas llega también el “momento caos” en el sofá,

Todos quieren arroparse en el sofá viendo aquella película que tanto te gusta o simplemente descansando.

 

SABÍAS QUE…… ¿Depende del color que tengas en  tu casa, éste  influye en tu estado de ánimo?

 

 

  • TEJA, CALDERA, CANELA

    Los tonos que van del rojo al marrón son la siguiente gran opción entre los colores otoñales. Funcionan a la perfección sobre blanco o beige.

 

  • CON UNOS TOQUES DE NEGRO

    Podemos conseguir que un sofá y un salón blanco cambie de estación. Si le añadimos algún estampado y un poco de gris, se pueden quedar hasta los complementos verdes.

 

  • TERCIOPELO PARA EL BLANCO

    Otra solución para transformar nuestro salón blanco o crudo con toques ocres es añadir una textura potente como el terciopelo. Mantiene intacta toda su luminosidad.

 

  • SI TIENES UN SOFÁ GRIS

    Nos encanta esta combinación con colores un poco más mostazas y que llegan hasta el verde. Muy sofisticado.

 

  • COORDINAR UN GRIS OSCURO

    Los colores caldera y teja lo acompañan a la perfección. Y el azul entra para aportar un poco de luz.

 

  • MUCHO MARRÓN QUE PEGA CON TODO

    Puedes buscar que las telas y las mantas coincidan con tus colores de mobiliario. Aquí repiten los de la madera, el sisal, la fibra natural… Así también se integran la piezas que podemos considerar más veraniegas.

 

  • EL BLANCO SE PONE CÁLIDO

    Para fans muy radicales, incluso el blanco con blanco puede funcionar cuando le añadimos pelo, texturas, angorina. Eso sí, necesitamos que el entorno se ponga a la altura: necesitamos que nos arropen las alfombras, los tonos dorados…

 

  • SI NO TE GUSTA CAMBIAR: ESTILO NÓRDICO

    En el norte se inventaron este estilo tan equilibrado, cálido y luminoso que funciona todo el año. Con sutiles pasteles, con madera clara, con blanco y gris… Mucho nos tememos que esto ya no es una moda, es un estilo que se quedará.